Recomendaciones

El Colegio de Ayudantes de Derecho UC recomienda a todos los colegiados en esta institución tener presente las siguientes consideraciones en el desempeño de sus labores:

1. Que, para evitar las ventajas y desventajas de una determinada posición en la lista del curso, las evaluaciones orales no se tomen siempre en orden alfabético.

Por ejemplo, que en caso que se hagan dos evaluaciones orales durante el curso la primera se tome en orden alfabético y la segunda comience desde la mitad de la lista.

2. Que en la corrección de toda evaluación, o a lo menos en las pruebas solemnes, el profesor tenga algún grado de injerencia, sin que quede toda la responsabilidad entregada al ayudante.

Para las evaluaciones escritas, se recomienda la existencia de una pauta de corrección previa, preparada o aprobada por el profesor respectivo.

En caso que dicho profesor considere prescindible la pauta, se recomienda que tenga a su cargo la corrección o al menos la recorrección de la evaluación.
Por último, que aun cuando exista pauta el alumno pueda exigir recorrección por parte del profesor.

3. Que, en la medida de lo posible, en todo curso se considere a lo menos una evaluación, individual o grupal, en que los alumnos puedan desarrollar su capacidad de investigación y sentido crítico.

Por ejemplo, la preparación de un debate o la redacción de un breve ensayo sobre algún tema puntual del curso que les haya llamado la atención.

4. Que los profesores permitan a sus alumnos, que a su vez cumplan el rol de ayudantes en otros cursos, el rendir sus evaluaciones orales en una lista de voluntarios al comienzo, en caso que dichos alumnos hayan de asistir a los profesores de los que son ayudantes en otra evaluación en la misma fecha.

Con ello los alumnos que se desempeñan como ayudantes tendrán mayor certidumbre sobre la hora en que quedarán libres de sus propias evaluaciones para poder cumplir sus labores como ayudantes.